La administración del color en Quark XPress 4.x (Windows)

      No todas las versiones de Quark XPress tratan el color de forma similar. Estas notas se refieren a Quark XPress en sus versiones 4.o a 4.11 (sobre todo a ésta última, si tienes aun usas Quark XPress 4.0.x deberías actualizar tu programa a la versión 4.1 ya que hubo notables cambios en la gestión del color).

      Esta página no es más que una acumulación de notas, que he ido sacando de aquí y de allá. Es material del que no estoy 100% seguro y que contiene seguramente errores (el que avisa no es traidor).

      Al grano: La gestión del color en Quark XPress 4 es… mala. Sin más.

      Porqué merece la pena activar la gestión de color

      1. Nadie te obliga a activarla. Puedes vivir igual de feliz sin hacerlo. Cientos de personas así lo han hecho. Pero…

      2. CMYK en Quark XPress 4.11 con y sin CMS
        En pantalla sin CMS En pantalla con CMS
        La imagen de la izquierda es una captura de pantalla de lo que se ve en Quark XPress cuando no hay CMS. Todos los colores e imágenes están en CMYK. A la derecha, lo mismo con CMS activado para un trabajo en papel prensa sin estucar en Europa (es sólo una aproximación en pantalla).
        Lo que ves sin activar CMS Lo que ves activando CMS

        Si la activas, verás los colores CMYK mucho mejor (es decir: Mucho más reales). El color de tu monitor, por inexacto que sea, se parecera mucho más al resultado impreso. Sin ella, las fotografías en CMYK se ven de asco (fijate en el color del mar y del cielo junto a las palmeras en la imagen de la izquierda). Sólo eso justifica el activarla. Al menos para trabajar antes de imprimir.

      3. RGB en Quark XPress 4.11 con y sin CMS
        En pantalla sin CMS En pantalla con CMS
        La imagen de la izquierda es una captura de pantalla de lo que se ve en Quark XPress cuando no hay CMS. Todos los colores e imágenes están en RGB. A la derecha, lo mismo con CMS activado para un trabajo en papel prensa sin estucar en Europa (es sólo una aproximación en pantalla).
        Lo que ves sin activar CMS Lo que ves activando CMS

        Con ella activada los colores RGB definidos en Quark se ven de forma notablemente más realista. Es decir, que la visualización se acerca mucho más a cómo van a salir cuando pasen a CMYK (lo que si es impresión profesional acabará ocurriendo en la mayoría de los casos). Sin CMS, los colores definidos en RGB se ven absolutamente irreales (es decir: Se ven como colores RGB no como van a ser al imprimirse en un CMYK concreto).

        No te dejes engañar por la aparente igualdad que hay en este caso en las fotografías. Cuando tengas imágenes con colores RGB realmente fuera de gama imprimible habrá mucha diferencia (yo, simplemente, no las tenía a mano).

      4. Puedes tenerla activada sólo para ver tu trabajo en la pantalla y no usarla al imprimir o guardar.

      5. Por eso mismo, no duele. En Quark XPress 4.x la gestión de color no queda incrustada en el fichero. Puedes enviar tu trabajo a la imprenta y si tu impresor no se molesta en usarla (yo con Quark 4.1 no lo haría), no pasará nada. Usada así, es como un sombrero. Añade carácter pero no cambia la personalidad.

      Para mi, las razones de 1 a 3 justifican su activación, y las 4 y 5 justifican que se pueda hacer sin peligro (siempre que tengas claro cuando desactivarla o no usarla).

      Cuándo no merece la pena activar la gestión de color

      1. Cuando trabajes a una salida sólo en escala de grises, en RGB (impresoras de inyección de tinta de gran consumo sin RIP PostScript), en hexacromía o en unos pocos casos muy especializados.

      2. Cuando trabajes con ficheros pdf (cosa poco recomendable con Quark XPress 4.x), con ficheros EPS de cualquier tipo o sólo con imágenes en escala de grises. La gestión del color de Quark no reconoce los perfiles de estos ficheros ni es capaz de asignarles ninguno.

      3. Cuando vayas a imprimir en salida definitiva (eso incluye la creación de PDFs o EPS).

      4. Cuando tengas dudas (suena a broma, ya lo sé).

      Cómo activar la gestión de color

      Quark XPress 4.x trae cualquier gestión del color desactivada de fábrica. Así que lo primero que hay que hacer es activarla. La gestión del color en Quark XPress 4.x se basa en una extensión llamada Colour Management System ("CMS.xnt") que, aunque va incluida con el propio Quark XPress, no se instala con la instalación estándar. Por eso, lo más probable es que no la tengas instalada.

      Para instalarla, no tienes que reinstalar el programa completo. Basta con que metas el CD-ROM de Quark XPress, ejecutes el programa de instalación y entonces elijas "personalizar" (customize). Quita la casilla de selección de todas las carpetas (para nos reinstalar el programa) y vete directamente a la carpeta "Quark Color Management System". Allí marcas instalar todo lo que haya. (Deseleccionar por cierto la cosa de "crear grupo" (Create group) en el menú de instalación).

      Una vez que hayas terminado con todo esto, arranca de nuevo el Quark XPress y vete al menú "Utilidades - Gestor de Xtensions". Allí comprueba que tienes activada la extensión llamada "Quark CMS".

      Quark está ya dispuesto para gestionar el color… hasta donde es capaz. Ahora tienes que configurar las preferencias generales.

      Cómo conf¡gurar la gestión de color

      Arranca Quark XPress. Ahora vamos a trabajar sin ningún fichero abierto, para que lo que hagamos afecte a todos los ficheros que creemos a partir de ahora (en los ficheros que tengas anteriores a esta operación deberás repetir siempre esta operación).

      El cuadro de diálogo de CMS

      Ve al menú "Edición - Preferencias - Gestión del color". Te aparecerá ese cuadro de diálogo. Marca la casilla de "Gestión del color activa". Ahora iremos viendo, una a una, las posibilidades de esta xtensión.

      1. Perfiles de destino

        En esta zona se indican los perfiles de gestión del color que Quark debe considerar al tratar con diferentes dispositivos de salida. Si elegimos la opción "ninguno", estaremos diciéndole a Quark XPress que queremos que no asigne ningún perfil a los archivos al sacarlos por esos dispositivos, con lo que no estaremos trabajando con gestión del color a través de Quark. Aunque pueda parecer absurdo, de este modo le podemos decir que asigne perfil a un dispositivo pero no a los otros, lo que nos podría interesar en algún caso. Veamos las tres opciones.

        • Monitor: Aquí es donde se le dice a Quark XPress qué perfil de monitor queremos que use para representar el color. Lo más sensato es indicarle el mismo que ya creamos ex profeso para nuestro monitor usando un programa adecuado para ello (en mi caso era "Mi Perfil 170903", indicando la fecha de creación).

          Lo más común es que hayamos usado Adobe Gamma, una utilidad gratuita que viene con Adobe Photoshop. Si aún no lo has hecho debes hacerlo ahora, antes de seguir. Consulta los artículos sobre gestión del color en Photoshop que hay en este mismo sitio web. Por supuesto, la calibración con métodos basados en hardware son mucho más precisos y preferibles en un trabajo profesional (aunque lo encarecen notablemente).

          Cuanto más preciso sea este perfil más te ayudará en tu trabajo la gestión del color.

        • Impresora de policromía compuesta: Aquí es donde le dices a Quark XPress que impresora tienes y qué perfil quieres que use. No se trata de la imprenta a la que vas a mandar, sino de la impresora de color que usas para tus pruebas intermedias.

          Aquí pueden empezar de verdad tus problemas. Si has leido ya los artículos de Ian Lyons y Mauro Boscarol al respecto en este mismo sitio web, sabrás ya que crear un perfil de impresora personalizado no es ni tan sencillo ni tan barato como crear el del monitor en ningún caso.

          Si, como es lo más posible, decides no gastarte el dinero y tirar por la calle de en medio, pues lo mejor que puedes hacer entonces es elegir un perfil ya disponible que, en la medida de lo posible, mejore la impresión en color (en el sentido de aproximar más el resultado a la salida final en la imprenta, no en el de ser "más resultón").

          Si crees que tu impresora puede gestionar a través de su controlador el color mejor de lo que lo pueda hacer Quark XPress, prueba a poner aquí "ninguno".

        • Impresora de separaciones: Si estás preparando un trabajo profesional de diseño relacionado con las artes gráficas que vaya a ser impreso en una imprenta comercial (que usará posiblemente CMYK), debes usar el perfil de color de la imprenta a la que vayas a mandar el trabajo.

          Si no dispones de él (cosa desgraciadamente muy probable), usa el perfil estandarizado que haya disponible que se aproximen lo más posible al tipo de trabajo que vayas a hacer.

      2. Perfiles de origen por omisión

        En la zona "Perfiles de origen por omisión - Imagen" le dices a Quark XPress qué debe hacer en el caso de que llames un gráfico o imagen que carezca de perfil de color incrustado.

        Los perfiles que indiques en la zona "Perfiles de origen por omisión - Color" serán los que Quark XPress usé al imprimir los colores que crees dentro del propio programa.

        Aquí no tienes la opción de "ninguno", por lo que debes tomar una decisión. Verás que los perfiles que te ofrece son distintos según se trate de imágenes RGB (RVZ), de cuatricromía CMYK (CMAN) o hexacromía.

        • RVZ: Usa el perfil común que tengan las imágenes RGB. Si no tienen perfil pero sabes cuál debería ser, aplícalo. En cualquier caso, unifica en Photoshop los perfiles de las imágenes. Si no tienes ni idea, procura adoptar una solución unificadora (AdobeRGB(1998) o sRGB son opciones usuales). Si las imágenes provienen directamente de un buen escáner y dispones del perfil adecuado, ese podría ser el perfil.

        • CMAN: El consejo es el mismo. Unifica en Photoshop los perfiles de las imágenes pasando las imágenes a CMYK con el perfil de color de la imprenta a la que vayas a mandar el trabajo, y si no dispones de él usa el perfil estandarizado que haya disponible que se aproximen lo más posible al tipo de trabajo que vayas a hacer.

          Hecho esto, indica ese perfil en este cuadro de diálogo.

        • Hexachrome: Son las imágenes por el proceso de hexacromía (impresión en seis colores) desarrollado por Pantone. Si estás imprimiendo hexacromía, sabrás ya del tema o eres un lanzado. En cualquier caso, te sobra leer esto. Aplica el perfil que tengas y buena suerte.

      3. Correción de pantalla

        Esta opción sólo aparecerá disponible si has elegido algún perfil de monitor en la zona de "Perfiles de destino". Si usas una opción distinta de "ninguno", Quark XPress intentará representar en la pantalla las los colores tal como los entiende el dispositivo que elijas. Las opciones disponibles son Cuatro:

        La representación de los colores en pantalla sólo variará cuando variemos aquel perfil indirectamente indicado en "Corrección de pantalla". Si variamos el perfil de la "Impresora de policromía compuesta" y hemos indicado que la corrección en pantalla se hace con la "Impresora de separaciones", los colores aparentes no variarán. Pero si cambiamos el perfil de la "Impresora de separaciones", la apariencia en pantalla variará.

        • Ninguno: No quieres que Quark XPress efectue correción de color en la pantalla. No debes elegirla. Los colores que verías serían como si no tuvieras CMS activa (peor aun: ¡Sí está activa!).

        • Espacio colorimétrico del monitor: Sólo deberías elegir esta opción si estuvieras haciendo un trabajo cuyo destino no fuera la impresión. Yo no la usaría.

        • Espacio colorimétrico para policromía compuesta: Si lo que vas a trabajar es con una impresora o dispositivo final que no va a hacer separación de colores, sino que va a imprimir directamente en colores, esta es tu opción (una impresora de pruebas).

          Quark XPress tomará en cuenta el perfil que indicaste en "Perfiles de destino - Impresora de policromía compuesta" e intentará representar los colores tal como se imprimirán en la impresora elegida.

        • Espacio colorimétrico para separación de color: Si estás haciendo un trabajo profesional, que se va a imprimir siguiendo métodos de artes gráficas, con separación de color e impresión por planchas, ésta es la opción que debes marcar. Ahora bien, debes haber elegido un perfil en "Perfiles de destino - Impresora de separaciones" para que Quark XPress intente representar el color conforme a la impresión final de esas separaciones (es decir: Cómo se imprimirá en la imprenta).

      4. Correción cromática

        Aquí le vas a indicar a los tipos de colores basados en Quark XPress a los que quieres que CMS aplique la corrección del color. Si marcas "Pantone Coated", el programa aplicará las correcciones de color a los colores que dentro de esta gamas elijas y apliques en el menú "Edición - Colores". Elije todos los tipos de color que creas que vayas a usar y marca "aplicar".

      Cómo modificar la gestión de color por zonas

      Una vez activada la Gestión de color parece haber cosas que ya no podemos modificar (asignar un perfil por omisión) y que las imágenes sólo pueden "venir" al documento con los perfiles y modos elegidos en el cuadro general de "Preferencias - Gestión de color". Sí podemos.

      El cuadro de diálogo de Obtener imagen.

      Cuando llamamos a una imágen con el menú "Archivo - Obtener imagen" vemos ese cuadro de diálogo. Como marcan las flechas, podemos elegir un perfil "por omisión" concreto para esta imagen en particular, asignarle uno aunque ya lleve uno "incrustado" y aplicarle o no la "corrección" cromática pertinente (si no la marcamos, no efectuaremos gestión del color en esa imagen). En cada modo de color (RGB o CMYK), aparecerán los perfiles pertinentes. Para imágenes en blanco y negro, de color indexado o duotonos no hay opciones disponibles.

      La definición de colores y la gestión de color

      El cuadro de diálogo de colores existentes

      Aunque esto no forma parte de la gestión del color, es una parte esencial del proceso. Cada vez que, mediante el menú"Edición - Colores", elegimos un color de los catálogos estándar (Pantone, Focoltone, etc…) o creamos un color nuevo, debemos tener muy presente el modelo de color que elegimos.

      Si elegimos un color fuera de la gama que nuestro dispositivo final no es capaz de representar, habremos vuelto a seguir la receta para el desastre.

      Un color mal definido para impresión.

      El problema mayor (y más común) de usuarios inexpertos de Quark XPress es elegir colores "brillantes" RGB o Pantone para trabajos que deben ser impresos en papeles muy corrientes en CMYK. Ese es el caso del "Verde asesino en RGB" que ves arriba.

      No suelen entender que muchos de los colores de los modelos RGB o Pantone no son reproducibles en una impresora estándar o, menós aún, mediante procesos de cuatricromía de artes gráficas.

      El color redefinido de forma más adecuada

      Para evitar ese error de principiante, si elegimos tirando de un Pantone (mala costumbre) o creamos un color RGB, debemos pasarlo en seguida al modelo CMYK (y, de paso, desactivar la casilla "Color plano", para evitar problemas de fotomecánica) y ajustar el tono lo más posible al color desado.

      Sólo así estaremose seguros de que un trabajo va a verse en pantalla o impresora de forma razonablemente fiable.

      El cuadro de diálogo de colores existentes

      Recuerda: Es necesario definir los colores en Quark XPress como colores CMYK, al menos para un trabajo que vaya a ser impreso en una imprenta comercial (que usará posiblemente CMYK).

      Imprimir con la gestión de color

      El cuadro de diálogo de Imprimir

      Esta es la prueba del nueve y la fase final de la corrección de color. Verás que el cuadro de diálogo del menú "Archivo - imprimir" muestra ahora una lengüeta más llamada "Perfiles". Tiene dos apartados. El primero, "Separación", es para indicar el perfil de la impresora de separación de destino. Elije la misma que marcaste en el menú "Perfiles de destino - Impresora de separaciones" de tu Gestión de color. En el segundo, indica la Impresora de policromía compuesta que elegiste en ese mismo apartado.

      La casilla "Color compuesto simula separación" debe estar marcada si lo que estás haciendo es usar una impresora para sacar pseudo pruebas de color de un trabajo que terminarás imprimiendo en cuatricromía. Con esa opción tu impresora intentará emular los tonos e intensidades del resultado final.

      El problema es que, según especialistas como Andrew Rodney esa opción es una pamema que los creadores de Quark XPress ponen pero que no funciona en absoluto. Según él, marcar o no esta casilla da exactamente igual.

      Yo no usaría la gestión de color para imprimir si hubiera seguido los pasos anteriormente indicados. En el caso de imprimir en una impresora en color (recuerda: "Impresora de policromía compuesta"), puedes hacer alguna prueba a ver si mejora algo.

      Algunos problemas (más) de la gestión de color

      Quark XPress 4.1 es antiguo. Muy antiguo. En Windows sólo reconoce aquellos perfiles que terminen con la extensión "*.icm". Los que tengas terminados en "*.icc" sólo los reconocerá si les cambias la extensión a "*.icm" (lo puedes hacer sin problemas).

      Por defecto, Quark XPress usa unos perfiles bastante poco útiles y además sólo lo hace en carpetas como "…system32\color" (en Windows). Para que reconozca los que están en "…system32\spool\drivers\color" (que es donde se hayan los perfiles en Windows a partir de Windows 2000), debes usar el menú "Utilidades - Gestor de perfiles - Carpeta de perfiles auxiliar" y marcar dicha carpeta (debes reiniciar Quark).

      Como ya he indicado, Quark XPress no reconoce los perfiles que pueda haber en imágenes: EPS (del tipo que sean), PDF (del tipo que sean), y Tiff o jpeg de escala de grises o línea. Sólo reconoce los perfiles de color que haya en imágenes Tiff o jpeg de color RGB o CMYK.

      Aunque Quark XPress 4.x reconoce los perfiles de color que haya en imágenes Tiff o jpeg de color RGB o CMYK, el problema es que permite asignarles cualquier perfil icc de su tipo. Sea o no adecuado.

      El cuadro de diálogo de Información de perfiles

      De hecho, el perfil "por omisión" que Quark XPress tenga asignado a imágenes RGB y CMYK en las preferencias generales será el que el programa aplique siempre. Para variarlo deberemos cambiarlo al llamar a la imagen o luego manualmente, imagen por imagen, en el menú "Visualización - Mostrar información de perfiles"

      Por si eso fuera poco, en el caso de las imágenes ya aplicadas, podemos efectuar cambios similares. Basta abrir el menú "Visualización - Mostrar Información de perfiles" y modificar como queramos una imagen en concreto con este cuadro de diálogo. Las opciones disponibles son las mismas que al obtener una imagen.

      Curiosamente, que actives o no la opción "Corrección cromática" no funciona con imágenes en CMYK. Sólo funciona con imágenes tiff o jpeg en RGB.

      En resumen: Qué hacer

      Ante la capacidad de confundirse y arruinar un trabajo, yo haría esto:

      1. Activar la gestión del color en Quark (y en Photoshop y en los demás programas que la acepten).

      2. Calibrar y caracterizar el monitor (a ojo con Adobe Gamma o, mejor, con un aparato al efecto).

      3. Trabajar todas las imágenes en Photoshop (en copias, nunca alterando los originales), pasándolas a CMYK aplicando el perfil más conveniente a tu tipo de trabajo y ajustando lo que haga falta.

      4. A partir de ahora, Dentro de Quark en el panel de "Edición - Preferencias - Gestión del color", activar la gestión del color y definir como "Perfil de destino" el perfil de mi monitor.

        Cuidado: Esto no quiere decir que se ponga en Photoshop el perfil del monitor como espacio de trabajo. No hagas eso nunca. No es una buena idea.

      5. (Ahora ya dentro de Quark) en las zonas de "Impresora de policromía compuesta" y de "Impresora de separaciones", del apartado "Perfil de Destino", usar los perfiles de tu impresora de color y de la imprenta a la que vaya a mandar el trabajo, respectivamente.

        Si no dispongo de ellos (sobre todo del de la imprenta), usaría los perfiles estandarizados que se aproximen lo más posible al tipo de trabajo que vaya a hacer. Aplicar entonces esos mismos en la zona "Perfiles de origen por omisión".

        (En caso de que sigas aun con dudas, no te calientes la cabeza y ponle a la impresora de policromía compuesta el mismo perfil que para la de separaciones. No es lo más correcto, pero menos es nada.)

      6. En "Corrección cromática" marcar "corregir" en todos los modelos de color.

      7. En "Corrección de pantalla", marcar "Impresora de Separaciones".

      8. Ten en cuenta que lo que ves es una aproximación, que tendrá fallos de representación y que además no sabes dónde están esos fallos. Usa la pantalla pues como una aproximación somera. Debes seguir usando pruebas de color dignas de tal nombre.

      9. Cuando fuera a a imprimir (o a hacer PDFs o EPS), en "Imprimir - Perfiles", marcar "Separación - ninguno" y "Compuesto - Ninguno", desactivar "Color compuesto simula separación" y marcar en "Imprimir - Perfiles - Separación / Compuesto" la opción "Ninguno" . Así dejararía de estar activa la gestión del color de Quark al imprimir y no tendría resultados extraños.

        En caso de duda, desactivar CMS.

      Aviso final a caminantes

      Lo que aquí has leido no es doctrina. Si haces algo de lo indicado aquí es por tu cuenta y riesgo. Que lo apliques y cómo lo apliques es tu responsabilidad. Cada trabajo es distinto. Consulta a tu impresor antes de hacer nada.

      Añadir nuevo comentario