Generalidades sobre la administración del color en Photoshop CS2

      Por Ian Lyons, 2005

      Los componentes de un sistema de administración del color

      El típico sistema de tratamiento de imágenes consiste en aparatos de entrada (input) y salida (output) como, por ejemplo, escáneres, cámaras digitales, monitores o impresoras. Desgraciadamente, con tal maraña de tipos de aparatos, tecnologías y limitaciones en la reproducción del color, es inevitable que algunos de los dispositivos reproduzcan los colores de forma distinta. En esos casos, el color es "dependiente del dispositivo".

      Esto plantea problemas significativos al trabajar con documentos que proceden de aparatos distintos, y los problemas se vuelven mayores cuando ese mismo documento se va a reproducir en distintos tipos de aparatos. Por eso, es esencial establecer algún método que garantice que los colores se reproducirán de forma coherente, igualada y, sobre todo, predecible a lo largo de todo el proceso de tratamiento y reproducción.

      Aquí es donde interviene un sistema de administración del color (colour management system: CMS). Su misión es preservar la consistencia y fidelidad de los colores en los distintos aparatos que intervienen en el proceso de tratamiento y reproducción.

      Un sistema de administración del color incluye tres componentes básicos:

      1. Un espacio de color independiente de los dispositivos, que en terminología de Adobe, se suele llamar "espacio de trabajo" (working space) o espacio de color "de referencia".

      2. Perfiles de color para cada dispositivo. Esos perfiles (profiles) (de escáner, de cámara, de impresora, etc…) describen la forma en la que cada aparato representa el color.

      3. Un módulo de ajuste del color (Colour Matching Module: CMM) que será quien interprete la información que le proporcione cada perfil y quien realizará las transformaciones sobre como hay que tratar cada color con respecto al rango de colores disponibles (gamut) en cada dispositivo.

      Los números del color, su significado y los perfiles de color ICC

      Una imagen digital está formada usualmente por varios millones de píxeles; cada uno representado por un valor numérico. El valor asignado a cada píxel describe muchos atributos de la imagen, pero en estas páginas, nos centraremos sobre todo en sus valores cromáticos (sobre todo en su sentido como mezcla de colores RGB).

      Ya he indicado que cuando un color depende de los dispositivos, la apariencia de los píxeles de un mismo valor variará según los aparatos. También he comentado cómo esto se debe a que cada aparato tiene su propia forma de traducir los simples valores numéricos a tonos de color visuales. Aquí es donde intervienen los perfiles de color ICC.

      Un perfil de color ICC garantiza que las diferencias de color que se derivan de las diferencias en la reproducción del color en los distintos dispositivos sean comprendidas y tenidas en cuenta por el proceso del tratamiento y reproducción de las imágenes.

      En términos sencillos: Es el perfil de color ICC quien asigna un verdadero significado de color a los simples números que cada píxel lleva asociado. Si estuvieramos hablando de idiomas en vez de color, diríamos que el perfil de color ICC es un traductor.

      Los perfiles de color de dispositivos son de dos tipos básicos: De entrada (input profiles) y de salida (output profiles).

      • Perfiles de entrada: (input profiles) Describen cómo representan y entienden el color aparatos de toma de datos como cámaras, escáneres y similares. Se suelen describir como perfiles de una sola dirección (one-way profiles) ya que nunca convertimos una imagen hacia uno de ellos (por ejemplo, el perfil de una cámara o de un escáner) sino sólo desde uno de ellos.

      • Perfiles de salida: (output profiles) Describen cómo representan y entienden el color aparatos de reproducción de datos como monitores, impresoras, filmadoras, etc… Se suelen describir como perfiles de doble dirección (two-way profiles) ya que podemos convertir una imagen hacia uno de ellos y desde uno de ellos.

      Los programas de control de los escáneres de película y planos de nivel medio y bajo llevan tiempo adaptados al uso de perfiles de color ICC. Los fabricantes definen usualmente el espacio de color de estos aparatos como sRGB, lo que es un poco confuso, ya que sRGB no es realmente un espacio de color de dispositivos.

      Obviamente, los fabricantes aplican algunos trucos entre bambalinas parta que las cosas le sean simples all usuario. eso no es tan bueno como en principio pudiera parecer. el espacio de color sRGB no se suele considerar apropiado para la edición de imágenes de alta calidad, especialmente cuando el destino final es la reproducción impresa.

      Para superar este inconveniente, algunos fabricantes permiten a los usuarios elegir entre un pequeño grupo de espacios alternativos. Así, por ejemplo, Epson proporciona perfiles de color ICC genéricos para sus impresoras de calidad fotográfica. Aunque el consenso general es que estos perfiles no son tan precisos como sería de desear, lo cierto es que son mejores con la aparición de cada nueva generación de modelos de impresoras.

      Como norma general se puede decir que una administración del color sólo se puede obtener con perfiles de color ICC hechos expresamente para cada aparato, tintas y tipo de papel. Estos perfiles personalizados se pueden crear con programas de calibración al efecto o recurriendo a servicios profesionales.

      Porqué preocuparse por la administración del color

      Aunque la corrección del color de las imágenes y la administración del color no sean lo mismo, no es raro confundirlas —especialmente si uno es un usuario reciente de Photoshop. Explicar la diferencia entre ambas puede causar aun más confusión, pero espero poder hacerlo.

      Ya hemos explicado que la forma en la que los aparatos especializados toman y representan el color es distinta y única en cada uno de ellos. Por eso mismo es casi imposible que sean verdaderamente lineales (linear) en esa representación (es decir que valores iguales de R, G y B no dan como resultado un gris neutro). Por esta falta de igualdad o equilibrio se suele decir que esos aparatos tienen mal comportamiento (badly behaved). Los escáneres e impresoras son típicos ejemplos de dispositivos con ese mal comportamientro.

      Obviamente es casi imposible editar una imagen en la que los valores de un píxel sean un gris neutro medio (RGB=128/128/128), por ejemplo) mientras que en la pantalla del monitor no se representa como ese gris medio. en esas circunstancias, corregir el color de esa imagen es una pesadilla.

      Para salvar esa diferencia entre lo que hay y lo que se representa, solemos hacer nuestro trabajo de correción en espacios que tengan un buen comportamiento (well behaved colour spaces) que no dependen de dispositivos concretos (son independientes de los dispositivos (device independent profiles ).

      En Adobe Photoshop a esos espacios lineales, de comportamiento "apropiado" que se usan para corregir imágenes se los suele llamar "espacios de trabajo" (working spaces). Se suelen caracterizar porque allí donde los valores en los que R, G y B son iguales, el resultado es cromáticamente neutro.

      Estos espacios de color independientes de los dispositivos no se comportan como ningún aparato existente ni dependen de la actuación de ningún dispositivo. Se puede decir que estos "espacios de trabajo" son espacios de color artificiales o sintéticos.

      Cómo interactuan los perfiles de dispositivos y los espacios de trabajo

      Lo primero que debemos entender es que para que un sistema de administración del color sea útil, los perfiles de los dispositivos y los espacios de color de trabajo deben atenerse a los estándares de color del International Color Consortium (ICC). Por eso se suelen llama "espacios de color ICC" o "perfiles de color ICC".

      Sin la existencia de perfiles de los dispositivos, el paso de los datos de color de las imágenes (los números RGB, para entendernos) desde los escáneres o cámaras a los espacios de color de trabajo sería muy difícil, por no decir imposible. Del mismo modo, sin la existencia de perfiles de color de salida para las impresoras, por ejemplo, sería igual de difícil la traducción de los datos del espacio de color de trabajo a la forma en la que esos aparatos representan el color. La existencia de un perfil de color del monitor preciso es esencial para garantizar que lo que vemos es siempre una representación fidedigna de los colores del documento.

      El siguiente diagrama de un sistema de tratamiento y reproducción de imágenes trabajo muestra un flujo típico del trabajo: Los documentos pasan de los escáneres y cámaras digitales al ordenador y de ahí al monitor o a las impresoras e imprentas.

      Esquema de trabajo con perfiles de color

      El principal beneficio de un sistema de administración del color es que el proceso de tratamiento y corrección del color puede hacerse con el conocimiento de que lo que se ve en el monitor es una representación fidedigna del original y que la impresión final se puede reflejar en la pantalla de modo que a su vez represente fielmente lo que se vió de antemano.

      Algunas revisiones en Photoshop

      Photoshop CS2 sigue usando ajustes de color específicos para cada documento individual. Eso quiere decir que el espacio de color de cada documento es independiente de los otros que pueda haber abiertos en ese mismo momento. Igual que ocurría en las versiones anteriores de Photoshop, el espacio de color de trabajo que se define en los "Ajustes de color", sólo tiene efecto directo sobre tres tipos de documentos:

      1. Los documentos nuevos.

      2. Los documentos que se abran o importen y que carezcan de un perfil de color ICC incrustado. Esto puede incluir documentos procedentes de escáneres o cámaras digitales.

      3. Los documentos ya existentes que no tienen un perfil de color incrustado.

      Que los colores sean específicos documento a documento quiere decir que es el perfil de color ICC incrustado en el documento quien determina cómo se representará el color (es decir: Su apariencia) y no el espacio de trabajo general de Photoshop.

      Con Photoshop CS2 se pueden tener múltiples documentos abiertos a la vez, cada uno con su propio espacio de trabajo único, y cada uno de ellos se representará de forma adecuada y fiable. Todo ello, por supuesto, dando por hecho que se esté usando un monitor adecuadamente calibrado y caracterizado.

      Añadir nuevo comentario