Las normas de gestión de color en Photoshop CS2

      Por Ian Lyons, 2005

      La frase e idea "normas de gestión de color" (Colour management Policies) se introdujo en la terminología de Adobe Photoshop en la versión 6 y sobrevive hasta hoy en Photoshop CS2 con leves modificaciones. Este concepto abriga mucha información relevante.

      Por lo que me ha llegado de los lectores, esta parte de este tutorial es posiblemente la que causa mayores quebraderos de cabeza a los recien llegados a Photoshop. Pese a ello, es una parte del programa que es mucho mejeor llegar a entender que ignorar. Por eso, la explicación que viene a continuación puede ser un poco extensa ;) .

      Para cada uno de los cuatro tipos de espacio de color de trabajo se puede elegir una de las tres opciones posibles de las "Normas de gestión de color:"

      • Desactivar

        La norma de gestión "Desactivar" garantiza que Photoshop intervendrá lo menos posible al tratar los perfils de color ICC. En la mayoría de las circunstancias esta no es la opción ideal y, contrariamente a lo que muchos creen, no es la opción para usuarios novatos:

        Los documentos nuevos se crearán sin un perfil incrustado y se guardarán sin perfil. Al no llevar una etiqueta de color (son untagged), su apariencia variará de monitor en monitor.

        Si se abre un documento que ya lleve un perfil incrustado y éste se corresponde con el espacio de color de trabajo que haya en Photoshop, el programa respetará el perfil incrustado y cuando se guarde el fichero, el perfil se guardará también.

        El comportamiento por omisión al pegar entre documentos es mantener el valor numérico de los píxeles, no la apariencia. Esto quiere decir que no se hace ninguna conversión entre espacios de color, lo que suele hacer que la apariencia de un documento cambie radicalmente cuando se pega en otro.

        La apertura de un documento con un perfil de color ICC que no coincida con el espacio de trabajo correspondiente en ese momento hará que se descarte el perfil. Cuando se guarde el documento, eso ocurrirá sin perfil alguno.

        Como la casilla "Preguntar al abrir" para el caso de "Diferencias de perfil" estaba inactiva, verás un mensaje como éste:

        El problema, pues, que tiene esta configuración es que o el usuario acepta lo que Photoshop le impone o no abre la imagen. No hay mucha más elección. Marcar la casilla "No volver a mostrar" es en cualquier caso una elección acertada si no queremos estar recibiendo continuamente avisos.

      • 'Mantener perfiles incrustados'

        Para la mayoría de las situaciones esta norma es la más flexible y por eso es mi favorita. El comportamiento de Photoshop CS2 cuando se elije esta norma es como sigue:

        Cuando se abre un documento que ya tiene un perfil incrustado y este perfil es distinto del espacio de trabajo fijado en Photoshop correspondiente, la opción de "Mantener perfiles incrustados" hace que el documento se abra y represente respetando ese perfil incrustado. En otras palabras, Photoshop no conbierte el documento al espacio de trabajo. El perfil original se conserva y, aunque Photoshop no este en sintonía, la representación del documento será correcta.

        Por lo mismo, si se abre un documento que lleve incrustado un perrfil que coincida con el espacio de trabajo de Photoshop, el programa no hará nada especial y la imagen ser representará y guardará sin cambios en ese sentido.

        La conducta al pegar un documento RGB o de escala de grises dentro de otro es un poco más compleja con la opción de "mantener perfiles incrustados": Los números cambiarán pero la apariencia se mantendrá lo más fiel posible. En el caso de documentos CMYK se mantendrá la apariencia.

        Si el documento que se pega dentro de otro carece de perfil incrustado, Photoshop usará el perfil indicado en el espacio de trabajo para editar y representar la imagen. Sin embargo, el perfil no se incrustará al guardar al final el documento.

        Si se crea un documento nuevo con esta norma de gestión del color, se usará el espacio de trabajo para editar y representar la imagen.

        El perfil correspondiente se incrustará al final cuando se guarde el trabajo.

        Sin embargo, conviene recordar que la inclusión o uso del perfil correspondiente al espacio de trabajo se puede evitar mediante el uso de la opción "Perfil de color"en el cuadro de diálogo "Archivo - Nuevo - Avanzadas".

      • 'Convertir al espacio de trabajo'

        Esta norma de gestión del color hace que Photoshop CS2 se comporte de forma casi idéntica a la versión 5. Por eso algunos aun la prefieren. De hecho, esta norma no es realmente una mala elección, pero hay que planteársela con mucho cuidado:

        Si se abre o importa en Photoshop una imagen ya existente que no tenga un perfil ICC incrustado, será el espacio de trabajo del momento el que se use para editar y mostrar esa imagen. Sin embargo, la imagen no tendrá incrustado un perfil cuando la guardemos (es decir, que estará sin etiqueta: untagged).

        Si la imagen que se abre o importa en Photoshop sí tiene un perfil incrustado pero éste es diferente del espacio de trabajo que haya para ese tipo de ficheros, el perfil de color se desechará y la imagen se convertirá a los valores del espacio de trabajo de color correspondiente (si el perfil inicial y el espacio de trabajo coinciden Photoshop no hará nada, obviamente). Los documentos de nueva creación se verán y guardarán con el perfil correspondiente al espacio de color vigente en ese momento.

        El comportamiento por omisión al pegar un documento en otro es conservar la apariencia del documento que recibe. El punto fundamental es que el usuario no podrá elegir si quiere o no convertir la imagen que se trae.

        Un aviso como éste será el que se vea si no se ha activado la opción "Preguntar al pegar" para la "Diferencias de perfil". Mi opinión sobre lo improcedente de dejar a Photoshop que imponga sus métodos sigue siendo la misma.

        Merece la pena ler bien el texto de este mensaje y el que veíamos en el caso de elegir la norma de descartar ("Desactivar perfiles"). A primera vista, el aviso parece idéntico al que se ve cuando se ha elegido una norma de administración del color "Desactivar" los perfiles, pero hay una sútil diferencia: Ahora el documento se convierte al espacio de trabajo mientras que en el otro caso simplemente se desecha el perfil. Compara el mensaje que se ve en ambos cuadros de diálogo si tienes dudas.

        Marcar la casilla "No volver a mostrar" vuelve a ser una elección adeucada si no queremos estar recibiendo continuamente avisos.

      Añadir nuevo comentario